FANDOM


Artículo Principal


Cita1.png¡Un gigante de 50 cabezas y 100 brazos!. ¡Es uno de los Hecatónquiros!.Cita2.png

~ Mū describe al Hecatónquiro.

Hecatónquiro (ヘカトンケイル Hekatonkeiru?), es uno de los dioses engendrados por la unión de Gaia y Urano. Es una criatura de cien brazos y cincuenta rostros. Este dios fue invocado por el Titan, Jápeto, durante su combate contra . En el combate el Titan combino la increíble fuerza del Hecatónquiro con sus habilidades para abrir portales dimensionales causándole graves daños a .

Características

Apariencia

El Hecatónquiro es un guerreo con una forma humanoide, su estatura al pertenecer a la raza de los Hecatonquiros es superior a la de un humano (incluso es más grande que la raza de los Gigantes), es fácilmente veinte veces más grande que un humano. El rostro de esta criatura tiene algunos rasgos similares a los que poseen los humanos. Sus ojos son de color gris con una pupila e iris de color blanco. En la parte superior de su cabeza, se encuentran más caras o rostros pequeños, posiblemente posea cincuenta cabezas como se indica en el mito de los Hecatonquiros, y en la parte posterior de su cabeza se extiende su cabellera formada por un mechón de cabello. Él posee un cuerpo ancho y musculoso. Sus dos enormes brazos pueden dividirse en cincuenta brazos más pequeños, formando un total de cien brazos, los cuales pueden moverse de formas imposibles debido a que no poseen articulaciones como los brazos humanos.

Esta criatura se encuentra desnuda, sólo sus brazos se encuentran cubiertos por dos brazaletes con cuentas, y todo su cuerpo se encuentra cubierto por varios collares de cuentas.

Personalidad

El Hecatónquiro no demostró poseer una personalidad propia, ya que actúa como una bestia de naturaleza destructiva y salvaje, que sólo responde a las ordenes del Titan que lo invoco.

Historia

Episodio G - Logo.png

En la mitología

Los Hecatónquiros son los hijos de Urano y Gaia, criaturas gigantes que poseen cincuenta cabezas y cien brazos. Su padre Urano, un dios tirano que no reconocía a otro dios más que a sí mismo, no estaba complacido con sus propios hijos los Hecatónquiros y Ciclopes, por lo tanto, los exilio al Tártaro. Tras la caída de Urano al ser asesinado por su hijo Cronos, el nuevo "rey" libero a sus hermanos de la prisión donde su padre los había confinado.[1]

El que trae otros mundos

Aiolia acompañado por Aldebarán y Lithos, se dirigen a la región de Jamir, para reparar la Cloth de Leo. Al llegar a la Torre donde vive , el grupo es atacado por Jápeto. Mū teletransporta a Aiolia, Aldebarán y Lithos a otra montaña y comienza a luchar contra Jápeto. Durante la lucha Mū demuestra sus grandes habilidades al Titan, quien decide invocar una criatura para ayudarlo en el combate, y Mū reconoce que se trata de uno los Hecatónquiros, criaturas que poseen 50 cabezas y 100 brazos.[2]

El Hecatónquiro divide uno de sus brazos y comienza su ataque contra , a lo que él responde activando su Crystal Wall, la pared de energía puede bloquear todos los golpes, pero en ese momento los brazos de la criatura desaparecen y detrás del Saint se abre un portal dimensional donde aparecen los brazos que comienzan a golpearlo. Tras lo sucedido Jápeto le dice a su adversario que no puede derrotarlo, ya que es un dios, y ninguno de los doce Titans perderá contra un mortal y él castigara a todos los humanos que se atreven a desafiar a los dioses, en ese momento el Hecatónquiro ataca con su Hekaton Molybdaina, los cien brazos de la criatura golpean consecutivamente a Mū. Después del ataque, Mū se encuentra herido en suelo, pero él se levanta y comienza a elevar su cosmos con el cual hace retroceder a Jápeto y el Hecatónquiro.[2]

Mū le dice a su adversario que él conseguirá realizar un milagro, ya que lucha en nombre de la diosa Athena que protege la justicia y la paz del mundo. El cosmos de comienza a elevarse al máximo, a lo que Jápeto responde abriendo múltiples portales que teletransportan los poderosos brazos del Hecatónquiro a distintas direcciones, creando un ataque ineludible, pero Mū permanece tranquilo y desata su Stardust Revolution, la poderosa técnica destroza a cada uno de los cien brazos y el cuerpo del Hecatónquiro.[3]

Habilidades

  • La inmortalidad, al ser un dios es una criatura que ha existido desde la era mitológica.
  • Es un dios capaz de luchar contra un poderoso Gold Saint como , por lo tanto, su fuerza, velocidad y cosmos son comparables con los que poseen los Gold Saints.
  • Aunque no se menciona en la historia se puede suponer que el Hecatónquiro posee algún control de la energía conocida como Cosmos o su equivalente para los antiguos dioses el Dunamis.
  • Hecatónquiro demostró un limitado estilo de combate, el cual consiste en golpear al rival con los puños, aun cuando carece de una estrategia a la hora de luchar, es capaz de abrumar a su adversario golpeándolo incansablemente con sus cien brazos, los cuales debido a que no poseen articulaciones normales son capaces de estirarse y cambiar su trayectoria para seguir al rival. Los golpes producidos por sus cien brazos poseen una increíble velocidad y fuerza, ya es capaz de herir a un poderoso Gold Saint como atravesando la defensa que le proporciona su Gold Cloth.
  • En el combate contra , el increíble poder que posee el Hecatónquiro fue aprovechado al máximo por Jápeto, quien utilizo sus habilidades dimensionales para enviar los golpes de la criatura a distintas direcciones en el terreno, lo que hizo que los ataques/golpes de esta criatura fueran imposibles de eludir.

Relaciones

Origen del nombre e Influencias

Hecatónquiro.jpg

Representación de la descripción de un Hecatónquiro mitológico.

En la mitología griega los Hecatónquiros o Hecatónqueros (en griego Έκατόνχειρες Hekatonkheires o Έκατόνταχειρας Hekatontakheiras, ‘los de cien manos’), conocidos también como Centimanos (del latín Centimani), eran gigantes con cien brazos y cincuenta cabezas, hijos de Gaia y Urano. Su padre los arrojó al Tártaro, pero fueron rescatados por Cronos, al que ayudaron a castrar y derrocar a Urano. Tras ayudar a Cronos, éste les encerró de nuevo en el Tártaro, donde permanecieron guardados por Campe hasta que Zeus los rescató. Durante la Guerra de los Titanes, arrojaban rocas de cien en cien a los Titanes.

Al terminar la guerra los Hecatónquiros se establecieron en palacios en el río Océano, convirtiéndose en los guardianes de las puertas del Tártaro, donde Zeus había encerrado a los Titanes. En la Ilíada hay una historia singular. Ésta cuenta que en algún momento los dioses estaban intentando derrocar a Zeus, y éste llegó a ser encadenado por Hera, Atenea y Poseidón pero fracasaron cuando Tetis invocó a los Hecatónquiros y éstos acudieron en su ayuda. A veces se les considera deidades del mar, y puede que provengan de los pentekonter, barcos con cincuenta remeros.

Curiosidades

  • reconoce al Hecatónquiro cuando es invocado por Jápeto. En esa misma escena Mū describe la apariencia de los Hecatónquiros como criaturas gigantes que poseen cincuenta rostros y cien brazos, pero al momento de ser invocado el Hecatónquiro, solo poseía dos brazos, ya que aún no los había dividido en cien brazos, lo que vuelve algo ilógico que Mū lo reconociera como un Hecatónquiro, y aún más que lo describiera como una criatura de cien brazos.
  • Hecatónquiro es un personaje exclusivo de "Saint Seiya Episode G".

Links externos

Referencias

  1. Saint Seiya Episode G - Volumen 2 - Capítulo 6 "El de las tinieblas".
  2. 2,0 2,1 Saint Seiya Episode G - Volumen 3 - Capítulo 11 "El que trae otros mundos".
  3. Saint Seiya Episode G - Volumen 3 - Capítulo 12 "El que libera".

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar