FANDOM


Artículo Principal


En esta tierra los fuegos fatuos son conocidos como... Demonios de Fuego.
- Paracelse describe al Sin Rostro.

Es un misterioso asesino que abandono su humanidad para convertirse en una criatura inmortal, una entidad que trasciende a la humanidad. Esta criatura ha vivido desde la antigüedad asesinando a humanos para hacer su juicio sobre ellos y forma parte del gremio de asesinos conocido como Sin Rostro.

Características

Apariencia

Esta criatura es el alma de tres distintos asesinos los cuales han abandonado su humanidad para vivir eternamente. Como una figura fantasmagórica no posee un cuerpo físico, ya que sólo son tres almas cubiertas por el fuego azul, conocido como fuego fatuo. Este asesino puede cambiar a la forma de una llamarada de fuego fatuo, la cual se divide en las tres almas que lo forman, estas poseen la forma de pequeñas llamaradas, cada una con el rostro de una calavera, las almas se unen para formar una criatura amorfa, una maza con tres cabezas unidas entre si y de la cual salen tres enormes brazos. Esta grotesca entidad posee una tonalidad roja en todo su cuerpo cubierto por las llamas azules.

Personalidad

Esta criatura no demostró muchos rasgos de su personalidad. Al igual que el resto de sus compañeros cumplir con su misión es lo más importante. Es un asesino que no demuestra ninguna compasión ante sus victimas, él no hará diferencia si se trata de un hombre, una mujer o incluso un niño a la hora de asesinar a su objetivo.

Al igual que el resto de los asesinos que pertenecen al gremio o grupo conocido como Sin Rostro, fue una vez un humano, en su caso fueron tres humanos que decidieron abandonar su humanidad para convertirse en una criatura inmortal, de esta forma seguir asesinando a humanos para siempre. Al convertirse en esta criatura fantasmagórica, sólo expresa odio hacia el resto de los seres vivos y gracias a su rencor puede desatar una maldición sobre sus víctimas.

Historia

EPG Assassin Logo

Fuego fatuo

Esta criatura aparece ante Yoshino, Natassia y Paracelse, y rápidamente procede a atacar a Natassia a la que considera un traidor, sin embargo, un hombre misterioso detiene el ataque (Gekijô Funnu). El asesino vuelve a atacar a la niña, pero Hyōga aparece para detener su ataque, el hombre misterioso reconoce al Saint y se presenta ante él como Death Mask. Tras presentarse, Death Mask se dispone a derrotar al asesino.[1]

Deathmask

Hyōga está impresionado al ver que Death Mask se encuentra con vida, y comienza a preguntarse sí otros Saints han regresado a esa época. Death Mask le dice a su rival que esto va a ser una masacre, el asesino responde que lo destrozara, al escucharlo Death Mask se burla de su rival. La criatura ataca con su Kyōko no Honoo, su rencor se convierte en una maldición de llamas furiosas, pero esa maldición no causa ningún daño a Death Mask, quien le dice que está decepcionado y cansado de su molesta presencia, tras esto, usa el Seki Shiki Meikai Ha en contra del Sin Rostro. El ataque separa las tres almas que formaban a la criatura y las envía hacia el Infierno.[2]

Habilidades

  • Este ser misterioso que posee las características de una figura fantasmagórica, es una criatura inmortal que abandonó su forma humana, desgarrando la carne de su rostro con sus propias manos, para convertirse en una entidad que trasciende a la humanidad, ha vivido durante miles de años asesinando a humanos para hacer su juicio sobre ellos.
  • Es un ser que no pertenece a este mundo, intangible e invisible ante los ojos de los humanos normales que no puedan controlar ni usar Cosmos.[3]
  • Como un fantasma o espectro, su cuerpo carece de forma física o materia, por lo tanto, es intangible. Es capaz de viajar grandes distancias en forma de una llamarada de Fuego Fatuo. Una vez que encuentra a su objetivo la llamarada se divide en tres llamas, cada una con el rostro de una calavera, que después se unen para formar un ser amorfo, con tres cabezas unidas de las cuales salen tres enormes brazos.[1]
  • Esta criatura puede manipular los fuegos fatuos para generar poderosas explosiones y llamaradas, las cuales arroja en contra del rival. El fuego cubre todo su cuerpo, por lo tanto, toda la zona a su alrededor comienza a ser cubierta por las llamas.[1]

Relaciones

  • Sin Rostro - Sus compañeros de armas, los cuales forman parte del mismo gremio de asesinos, quienes acechan en la oscuridad de la historia, haciendo su juicio sobre la vida de los seres humanos desde la antigüedad.

Origen del nombre e Influencias

Es un asesinó sin nombre que ha abandonado su humanidad para convertirse en un ser superior a los humanos.

Este ser comparte sus características físicas, con los fantasmas o espectros. Un fantasma se define como la representación visual, acústica o táctil del cuerpo no físico de una persona fallecida que por diferentes motivos o circunstancias de su transitar como ser humano por el mundo de la vida, se ve aferrado a la misma bajo otra forma de existencia no física, manifestándose de diferentes formas ante seres humanos (familiares o amigos dependiendo del grado de vinculación entre ellos u otras personas y desconocidas para éste ente) y en determinados lugares dependiendo de la carga psíquica existente para ellos y en ellos.

En la obra Las Fuerzas Físicas de la Mente (Editorial Sal Térrea, 1969), Oscar González Quevedo define el concepto de fantasmogénesis como "el fenómeno de la producción ectoplásmica de un fantasma, al menos en apariencia entero, de persona, animal o cosa. El fantasma tiene cierta consistencia material, aunque es más o menos tenue, transparente, con poquísimo peso con relación al modelo reproducido. No es necesario decir que ocurrieron fraudes y tentativas de engaño, lo que dio mayor mérito a la comprobación de los fenómenos auténticos. La formación del fantasma es un fenómeno de ideoplastia, plastificación externa de la imagen inconsciente que tiene el médium, y dependiente de éste en todo: peso, materia, movimiento, sensibilidad, etc. Este fenómeno está, por lo tanto, clasificado entre los extra-normales".

Citas

  • (Para Natassia): "No lo permitiré... no me molestaras. Nosotros nos desharemos de ti. ¡¡¡Traidor... toda esa cara... la desollare!!!."
  • (Para Deathmask): "¡Te acabare! Voy a... ¡rasgar su cara! ¡Te destrozare!."

Curiosidades

  • Este ser al igual que el resto de los asesinos que pertenecen a los Sin Rostro, posee la apariencia de una criatura o figura del folclore asociada con la muerte, la apariencia de esta criatura se parece a la de un fantasma o espectro.
  • Cuando esta entidad se presenta ante Yoshino, Natassia y Paracelse; éste último relaciona la forma en la que se presenta (como una llamarada azul) con los fuegos fatuos, algo bastante adecuado con el personaje, ya que es un espíritu maligno. En el folclore existen muchas leyendas que relacionan a los fuegos fatuos con los espíritus de las personas, algunas de las más populares indican que son espíritus malignos de muertos u otros seres sobrenaturales que intentan desviar a los viajeros de su camino, alejándose cada vez que alguien trata de acercarse.
  • Esta criatura es el tercer personaje que asocia con los fuegos fatuos en la franquicia de Saint Seiya. El primero fue Deathmask, quien puede usar las llamas azules (fuego fatuo) que despiden los espíritus. El segundo es Rigel, quien puede encender y controlar con su cosmos las llamas azules del fuego fatuo.
  • Este extraño ser es un personaje exclusivo de "Saint Seiya Episode G - Assassin".

Links externos

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 Episode G Assassin - Volumen 7 - Capítulo 49 "Demonio de fuego".
  2. Episode G Assassin - Volumen 7 - Capítulo 50 "Deathmask".
  3. Episode G Assassin - Volumen 1 - Capítulo 3 "La Guerra de las Espadas Sagradas", páginas 13-14.

Navegación

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.