FANDOM



Saint Seiya - Capítulo 108 "Hades, el despertar de un mito" (冥王!神話よりの覚醒, Hades! Shinwayori no kakusei).

Sinopsis Editar

La sangre de Atena también le ha dado a Ikki una armadura divina. Ahora Seiya e Ikki combinan sus técnicas más poderosas para salvar a Atena. Pero ni las Alas del Fénix ni el Golpe Meteoro de Pegaso tienen efecto sobre la vasija gigante. El alma de Hades gira alrededor de una columna. Ikki ve que hay algo bajo esa columna y le pregunta a Seiya qué podrá ser eso. Seiya ve que es una especie de bóveda e Ikki le comenta que él escuchó que el cuerpo de Hades duerme en Elíseo desde tiempos mitológicos. Obviamente, ese debe ser el lugar donde descansa el cuerpo verdadero de Hades hasta el día en que resucite para gobernar la Tierra, así que si matan su cuerpo, Hades no podrá resucitar. El alma de Hades se pregunta por qué ambos corren hacia él, hasta que entiende sus intenciones y trata de detenerlos, pero Seiya e Ikki llegan a la bóveda y la abren con sus poderes. Cerca del templo, Hypnos despierta por el sonido de una explosión y sabe lo que Seiya e Ikki quieren hacer, así que les dice a Shiryu y Hyoga (Shun sigue dormido) que deben detenerlos o este mundo se destruirá. Mientras tanto, el alma de Hades desaparece dentro de una estatua que se encuentra en lo alto de la columna. En la bóveda, Seiya e Ikki encuentran el sarcófago de Hades y se preparan para abrirlo cuando son lanzados por un cosmo muy poderoso: Hades ha vuelto a su cuerpo y usa sus Sapuris negros. En ese momento el cielo se cubre de nubes negras y truenos. Hypnos explica que el cuerpo de Hades ha revivido y que ahora todo será convertido en oscuridad y los humanos serán destruidos. Finalmente, Hypnos cae otra vez inconsciente.

Personajes Editar

Técnicas Editar

Imágenes de debuts por orden de aparición Editar