FANDOM



"Suministro de poder" (力の糧 - Chikara no kate) es el capítulo número 105 de The Lost Canvas, ubicado en el Volumen 12 de la obra, puesto a la venta el 6 de febrero de 2009.

Sinopsis

Pandora ha seguido su camino hacia el legado de Poseidón. Radamanthys le ha hecho frente a Dégel y a Kardia pero las agujas escarlatas le han paralizado la mitad de su cuerpo, momento que ha aprovechado Dégel para seguir hacia adelante y detener a Pandora de su ambición.

¡Dégel avanza exitosamente! ¡Falló! ¡El orgullo del herido Wyvern! ¿Cuál es el argumento de su ira?

Detrás de él, Acuario se ha alejado. A pesar de ser uno de los tres Jueces del Inframundo, permitió que un caballero pasara al interior del templo sagrado fácilmente… Cometió un error, justamente lo que no debía suceder, ¡pero esa falta la pagará ahora con la sangre de su enemigo! Kardia por su lado, se ha mostrado extremadamente satisfecho por cómo se han desarrollado las cosas, ahora nada ni nadie se interpondrá entre él y su presa. Inclusive se ha dado la pena de alentarlo. Le ha dicho que, al parecer aún quiere atrapar a Dégel con una pierna entumecida, pero será mejor que se concentre en matarlo a él. Pero su cuerpo entumecido no le importa, no tiene disculpas para haber sido burlado por un maldito como ese. Se burlaron del nombre de los tres Jueces y lo peor fue, ¡¡que dejó que esos tipos hicieran lo que no debían de hacer!! Esta vez se las va a pagar porque, ¡¡Al ejército de Hades no se le puede restringir!! Terminado de hablar, su cosmos se ha elevado brutalmente y ha utilizado la técnica con la que casi derrota a Dégel, el Gliding Roar. En menos de un segundo se ha elevado por los aires y ha comenzado a caer en picada hacia su enemigo. Kardia quien ha podido leer sus movimientos no ha hecho ningún gesto para tratar de esquivarlo. Todo lo contrario, se ha puesto una mano en la cintura y sonriendo, le preguntado si su furia se debe por el ejército de Hades, porque esas palabras no las puede entender… él en verdad deber estar… Demasiado tarde, el impacto ha sido brutal y el cuerpo de Kardia ha sido elevado por los aires tras el choque. Sangrando por la boca no ha cesado de sonreír, se encuentra indefenso pero le divierte que la velocidad y el poder de ese sujeto se hayan incrementado. Radamanthys ha girado en el piso y se ha dirigido como un misil hacia él, que aun no terminaba de caer, y lo ha llevado a través del templo, saliendo hacia la superficie a toda velocidad. Él podrá ser un perro… pero eso está bien para él, después de todo, los caballeros de Athena son iguales, ¿o no? Kardia se ha burlado de él y le ha contestado si eso es lo que piensa sólo porque forman parte del ejército de Athena o porque son caballeros… Pero la respuesta ha quedado inconclusa, Radamanthys ha ascendido con él hasta estrellarlo contra el techo submarino y perderlo dentro del mar. Lentamente ha caído hasta regresar al templo, satisfecho del resultado. Por fin, ese tonto ha quedado hecho pedazos… y el siguiente será Acuario. Su deber es evitar el complot de Athena para que la utopía del señor Hades se cumpla… Y es por esa razón que está dispuesto a darlo todo, incluso morir. Por eso mismo, se volverá cruel y también más fuerte… Por eso no podía permitir que se les confiara eso a otras personas que no fueran llamados los tres Jueces…

Algunos meses atrás:

Aicos y Radamanthys se habían reunido junto a Pandora para recibir sus nuevas órdenes. Era el tiempo en el que los dioses gemelos habían tomado el control y su señor Hades había sido encerrado en el Reino de los Sueños. Esa situación era insoportable, no existía justificación alguna para hacerle algo así a su maestro, pero Pandora les había explicado que en el interior del señor Hades aún quedaba la sombra del humano Alone. Es por ese motivo que, hasta que Hades no despertara completamente, sería confinado a un estudio privado para que pudiera dedicarse a la elaboración del Lost Cavas. Pero ella tembló cuando se los comunicó, como si tuviera dudas sobre cómo se estaban desarrollando las cosas… Lo peor de todo era que los dioses gemelos habían tomado el control absoluto del ejército y ahora era ellos quienes tomaban las decisiones. Su lealtad era únicamente para su señor Hades y no soportaba la idea de servir a alguien más, y mucho menos que lo dejaran de lado para realizar tareas rutinarias… Le habían prohibido luchar por el momento, hasta nuevas órdenes… y mientras tanto, tenía que soportar el hecho que, ¡su verdadero gobernante se encontrara encerrado! Eso le hacía hervir la sangre pero ahora que esos dos fueron derrotados, ¡¡no permitirá que una situación como esa se dé por segunda ocasión!!

Templo submarino:

Su deber, en el campo de batalla, es por el ejército de Hades… ¡Es por el señor Hades! ¡¡Porque para él, la Guerra Santa recién ha comenzado!! Ahora, es tiempo de atrapar al caballero que se le escapó. Pero, ni bien se ha dado la vuelta, una voz desde el techo del salón le ha preguntado si de verdad cree en la “utopía”. ¿Acaso es eso lo que utiliza como suministro de poder? Kardia ha regresado en un estado lamentable, sin casco, lleno de heridas y con sangre en la boca pero… sonriente. Radamanthys se ha quedado callado por un momento antes de responderle al “insecto” si cree poder derrotarlo en ese estado… Además, él también es igual. ¡Como caballero está peleando por el ideal de Athena hasta el final! ¡Ambos están sacrificándose para poner la primera piedra hacia la victoria! Pero Kardia se ha dirigido a él como si estuviera hablando con el hombre más del mundo, y le ha respondido que él está viviendo de acuerdo a sus presentimientos. Llegó al templo en el fondo del mar planeando tener un enfrentamiento con él. ¡Sabía que algo así sucedería porque lo presintió! Algo dentro de la “misión” le hacía hervir la sangre y lo llamaba hasta ese lugar. El Juez ha hecho una mueca de agresiva, sus palabras lo han incomodado y le ha respondido con dureza que no puede entender a un sujeto como él, que cree que esa es la mejor manera de vivir. ¡Él no es un guerrero! ¡Tan sólo es un inmaduro ego centrista! ¡¡Y es por eso que ahora atravesará su corazón!!

Pero su corazón no puede ser atravesado… no aún. Por mucho tiempo… lo había estado buscando, al oponente que… ¡Iniciara el fuego en su corazón! Ese fervor… ¡de un oponente a quien atacar con toda su vida! Todo ese tiempo sólo ha vivido para encontrarlo. Su destino no era terminar con esa Guerra Santa, si no el de quemar su vida en un segundo eliminando al enemigo más poderoso. Y esa es su oportunidad, la razón de su existencia, ¡y quemará su corazón para llevárselo con él! Radamanthys le respondido que eso es absurdo, que no permitirá que un insecto lo derrote, ¡y ahora lo desaparecerá hasta no dejar rastro! Kardia le ha pedido que lo ataque, ¡Porque él ya está preparado y lo está esperando! Ambos cosmos se han elevado en un instante haciendo templar el templo, las grietas se han formado por todos los muros y, un segundo después, los tremendos poderes han chocado…

Personajes

Técnicas

Fuente

Blog de Saint Seiya: The Lost Canvas 105

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar