FANDOM



"Corazón" (心臓 - Shinzō) es el capítulo número 106 de The Lost Canvas, ubicado en el Volumen 13 de la obra, puesto a la venta el 6 de febrero de 2009.

Sinopsis

Dégel ha pasado a través de Radamanthys de Wyvern y se ha dio en busca de Pandora al interior del templo sagrado. Kardia es golpeado por el Juez pero regresa para tratar de quemar su vida y eliminarlo de una vez por todas.

¡Cumple con su camino de vida arriesgando su propio orgullo, gran colisión de cosmos!

Kardia se encuentra exaltado ante la posibilidad de quemar todo su ser para derrotar al Juez. Como lo supuso, hizo lo correcto al ir al mundo submarino para encontrar a esa persona que lo incendiaría por dentro, ¡a la que le prendiera fuego a su corazón! Nada contento por sus palabras, Radamanthys le ha dicho que es absurdo lo que dice, que ese tipo de tonterías deberían estar prohibidas en el campo de batalla… ¡es inadmisible! Los cosmos se han elevado y ambos guerreros se han lanzado al ataque chocando a la mitad del salón. Radamanthys ha llevado la mejor parte golpeándolo con fuerza en la espalda y haciéndolo volar algunos metros… Kardia ha reaccionado en el aire y ha logrado caer con una rodilla en el piso. Su oponente es demasiado fuerte, pero a pesar de eso, no ha mostrado mucha preocupación al respecto. El Juez se ha colocado a su costado sin que este se pudiera cuenta y le comentado que ni su poder ni su técnica y tampoco su espíritu serán suficientes para detenerlo. Kardia se ha puesto de pie pero su poder ha chocado contra el cuerpo de Radamanthys sin efecto, siendo proyectado con fuerza hacia atrás destrozando una pared en el proceso. Cada ataque es una nueva herida en su cuerpo casi quebrado, pero en cada oportunidad se ha vuelto a poner de pie sin mostrarse vencido. Cerca de él, el Juez ha comenzado a acercársele nuevamente, pero a paso ligero. Se ha burlado de él diciéndole que no vale nada, que Athena debe estar sumamente decepcionada por tener a un defectuoso y arrogante santo de oro a su lado… No vale nada para permanecer en el campo de batalla y ahora, lo obligará a abandonar todo, ¡atravesando su corazón!

El golpe ha sido lanzado como si fuera un rayo, pero Kardia ha reaccionado en el último instante superando la velocidad del ataque y colocándose detrás de su enemigo. El puño del Juez ha dejado un agujero en el piso y, sorprendido, se pregunta como ese “maldito” puede moverse todavía… Pero el cosmos ha comenzado a envolverlo, Kardia ha sonreído después de toda la paliza recibida y su corazón ha comenzado a rugir en busca de venganza. Todo este tiempo dejó que su adversario limpiara el piso con él, con eso logró hacerlo callar y puso su estrategia en juego. Ahora, pase lo que pase, es demasiado tarde para regresar… ¡el fuego de su corazón está encendido! De su pecho han comenzado a salir unos extraños rayos llenos de calor, que han llenado su cuerpo hasta llegar a su uña carmesí, que ha comenzado a brillar con intensidad. Todo el calor concentrado ha llegado hasta Radamanthys y las heridas producidas por las agujas escarlatas se han abierto. El Juez no ha dado crédito a sus ojos, las heridas que tenía se han multiplicado y ahora llegan a un total de catorce. Durante el tiempo que apabulló a ese sujeto, él lo atacaba sigilosamente con su uña… ¡Pero no importa cuántas veces las dispare, el resultado siempre será el mismo! Pero Kardia le ha sonreído y le ha preguntado si de verdad se cree lo que acaba de decir… De las heridas de Radamanthys, ha comenzado a salir una especie de vapor. Las punzadas se han puesto calientes, y no sólo eso, ¡el calor proviene desde su interior!

Esta es la última técnica del caballero de Escorpio: Scarlet Needle Katakeo. Con ella, logra producir un calor intenso en su propio corazón hasta el punto que su propia sangre se pone a hervir, y al lanzar sus agujas, el calor penetra en el cuerpo de su oponente haciéndolo sufrir desde el interior. Radamanthys ha inclinado su cuerpo por el dolor, su propio corazón ha comenzado a incomodarle. Mientras más fuerte sea el cosmos de su creador, el calor emitido se elevará hasta quemarlos a ambos. Esa es la diferencia con la aguja escarlata normal. Ahora, el extremo calor que se emite desde su corazón se impacta hacia el cuerpo del oponente y, con el siguiente disparo, ese calor quemará su corazón. Radamanthys se encuentra en Jaque, adolorido hasta los huesos se ha mantenido en pie con una mano en su pecho por el calor emitido. Son puras tonterías lo que ese sujeto le acaba de decir… ese calor no puede ser generado por él… el corazón de un humano no toleraría esas cantidad de calor. Si fuera tal como él dice, los efectos se deberían dar para ambos… Y es así, le responde Karida, por eso lo había estado buscando durante todo ese tiempo… ¡buscando al oponente al cual atacaría con toda su vida! Su cosmos, su corazón y todo su ser se concentrarán en la próxima aguja, y quemará su vida para eliminarlo. Radamanthys lo ha observado incrédulo, lo que ese hombre planea hacer es…. No puede creer que alguien como él esté dispuesto a sacrificarse por los demás…

El cosmos de Kardia ha continuado aumentando, el calor que emite su cuerpo le ha dado una imagen borrosa. Su uña carmesí ha crecido más de lo normal y se encuentra casi lista para atacar. Su mismo oponente se lo dijo, a veces hay que sacrificarse para poner la primera piedra hacia la victoria. Ese tipo de dolor lo puede entender… además, puede ser que existan personas que afortunadamente logren sobrevivir a esa Guerra Santa (Sysihpus, Shion, Yuzuriha, Yato, Dégel, Tenma…) pero… ¡él no desea ese futuro! ¡Existe un límite para toda vida! ¡Y el mismo eligió el lugar donde utilizarla con todas sus fuerzas! Ahora es el momento, su corazón se encuentra casi en llamas y su cuerpo lo incita a ir hacia adelante. Dará todo de sí por poner aunque sea la primera piedra, y estará complacido cuando lo haga. Radamanthys ha sonreído levemente, es verdad que se encuentra bajo una influencia ajena pero no puede dejar que un maldito como él lo derrote. Ese sujeto no es más que un egocentrista que no tiene nada de especial y, ¡ahora mismo le demostrará cual de los dos posee el ataque más poderoso!

Ambos cuerpos han llegado casi a sus límites. El calor, el cosmos, todo será concentrado en próximo ataque. Vivir o morir, todo se resume a eso, a que tanto pueda elevar el calor de su corazón junto a su cosmos. Ahora reunirá la mayor cantidad de calor en la punta de su dedo… como siempre lo había soñado, ¡disparará un solo ataque con todo su ser! Su corazón y su uña se han vuelto uno sólo y con el último grito, se ha lanzado hacia su rival lanzándole su ¡¡Scarlet Needle Katakeo Antares!!

Dentro del templo, Dégel se ha detenido al sentir el cosmos de su compañero encenderse al máximo. No sabe lo que pudo haber pasado detrás suyo, pero de algo está seguro… la vida de Kardia ha comenzado a brillar hasta su límite…

Personajes

Técnicas

Fuente

Blog de Saint Seiya: The Lost Canvas 106

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar