FANDOM



"Antares" (アンタレス, Antaresu) es el capítulo número 107 de The Lost Canvas, ubicado en el Volumen 13 de la obra, puesto a la venta el 8 de abril de 2009.

Sinopsis

Kardia libra un combate a muerte contra Radamanthys, el leal guerrero de Hades. Misión y orgullo chocando en el templo submarino, dos diferentes caminos de vida que hacen encender el corazón de Kardia hasta el límite.

¡Incendiando la llama de vida! ¡Colisión del camino de vida! ¡La vida y el orgullo se enfrentan por la victoria! ¡Conclusión entre Kardia vs Radamanthys!

Ese es el final del camino, su propio enemigo se lo dijo… a veces tienen que haber sacrificios, personas que se encarguen de poner la primera piedra hacia la victoria. Después de todo, ¡existe un límite para toda vida! Siendo ese el caso, no podía haber elegido un mejor momento para hacerlo, ¡frente a su enemigo, en el campo de batalla! Su cosmos y el calor de su corazón se han mezclado formando un aura de energía pura a su alrededor que se ha extendido como pequeños rayos, provocando grietas y temblores por todo el salón. Radamanthys se ha percatado del poder emitido pero en vez de preocuparse, se ha burlado de él diciendo que son idioteces las que dice. Producir un nivel de calor que ni su propio corazón resista, sólo para atacarlo… es absurdo, ¿o acaso piensa dejar su única vida en un golpe? Sin embargo hay algo que tiene que admitir… y es que se topo con la escasa determinación de un insecto. Kardia lo ha mirado atentamente pero no ha tenido nada que responderle en esta ocasión. El Juez por su parte, ha comenzado a elevar su poder a pesar de las catorce punzadas ardientes que lleva consigo. Ambos cosmos se encuentran en sus topes y el siguiente ataque decidirá el desenlace de la batalla. Ha llegado el momento de atacar y demostrarle al enemigo la fuerza de su último golpe. Radamanthys lo ha retado a que lo derrote y a que lance su puño para ver si es capaz de alcanzarlo… Todo el lugar se ha caído a pedazos por la energía acumulada, la tensión ha ido en aumento esperando ese único momento…

El calor dentro del cuerpo de Kardia está haciendo que su sangre se encuentre hirviendo y esa presión sólo se puede deber… ¡a la presencia de uno de los tres Jueces! Los latidos de su corazón rugen por la emoción, su vida ha comenzado a quemarse lentamente. Su uña se encuentra lista para atacar y ahora le enseñara la última de sus técnicas, ¡la esencia de la aguja escarlata! ¡Scarlet Needle Katakeo Antares! Como un rayo de luz, Kardia se ha lanzado contra él pero, en el último instante, Radamanthys ha reaccionado y le ha sujetado su dedo carmesí con su mano izquierda. Su terrible ataque en el que puso su vida en juego fue detenido… y ahora pagará las consecuencias de su error. Lleno de ira, el Juez le ha dicho que es una lástima pero ya no puede permitir que ese entusiasmo se salga de control y ahora, ¡¡lo mandará a volar juntos con su tan orgullosa aguja!!

Sin soltarle la mano, Radamanthys de Wyvern ha aplicado su más devastadora técnica contra él. Greatest Caution ha explotado directamente en su brazo, quebrando su uña carmesí al igual que el brazo y la hombrera dorada que lo protegían. Su cuerpo ha salido impulsado con gran fuerza pero su rival no lo ha soltado, haciendo que se quede en el mismo lugar. Su brazo ha sido destrozado y la sangre ha comenzado a chorrearle a chorros, sobre todo en las parte de los dedos donde todas sus uñas han desaparecido. Kardia ha caído frente a él de rodillas con su brazo derecho aun sujeto con fuerza. Es el final, Radamanthys ha elevado su mano libre y ha comenzado a acumular su poder para liquidarlo de una vez por todas. Pero todo ha salido tal y como estaba planeado… Kardia le ha sonreído y en un abrir y cerrar de ojos ha levantado su brazo izquierdo perforando con un rayo el costado del Juez. Ha sido un rayo de color rojo, espectacular, que ha creado el décimo quinto agujero. Antares, la aguja más importante y letal de todas… De su mano izquierda ha crecido una gran y poderosa uña carmesí. Todo fue una trampa, durante toda la pelea actuó como un señuelo clavándole una a una las quince agujas de su constelación, ¡hasta derrotarlo! Satisfecho, Kardia le ha comentado que no sólo tenía una aguja… su favorita siempre fue… ¡la aguja de la izquierda que se encuentra más cerca del corazón!

Todo se ha perdido al final, los agujeros de su cuerpo han comenzado a quemarse y a botar un extraño vapor. El cuerpo de Radamanthys se está consumiendo desde su interior… jamás pensó que ese sujeto pudiese poseer una aguja oculta… Su brazo derecho fue un señuelo desde el principio… ¡pero no lo puede permitir! ¡No puede morir en ese lugar! Aún si su sangre está hirviendo, aunque su corazón se queme… no puede perder ante un maldito como él. Todos ellos se la pagarán… Pero su desesperación no ha sido suficiente, Radamanthys ha girado su cuerpo hacia atrás con gran sufrimiento, todo su ser comenzado a quemarse consumiendo el resto de su vida. En plena agonía, lo único que ha atinado a decir es el nombre de su señor Hades y ha caído de rodillas, muerto. Su corazón ha dejado de latir frente al victorioso caballero dorado. Kardia lo ha visto caer y también lo ha escuchado llamar a su “señor Hades”, pero le ha dicho que debería sentirse satisfecho porque fue fiel a su causa y sirvió al ejército de Hades con todo su ser. Él también ya está satisfecho, es un sublime sentimiento el que tiene pero, el calor ha comenzado a escapar de su corazón… algo parecido a lo que pasó en aquella ocasión…

Casa de Escorpio (tiempo atrás):

Inconsciente en su cama de piedra, Kardia había sido reanimado por el aire congelante de Dégel de Acuario. El calor de su corazón le había provocado una fiebre inusual que lo había dejado casi en estado de coma. Sorprendido al despertarse por el frio, se ha fijado en el caballero que ha venido a socorrerlo. Dégel le ha comentado que fue hasta allí para ayudarlo por órdenes del Patriarca, sin embargo, no puede entender cómo es que una fiebre pueda requerir de su aire congelante… El joven Kardia le ha respondido que el problema es su corazón. Desde un inició supo que no viviría una larga vida… Fue bendecido con una contra-técnica para prolongar la vida de su corazón… pero aún no ha podido controlarla, por lo que lo está matando. Distraído con sus pensamientos, le ha preguntado a Dégel, por qué se convirtió en caballero. A lo que este le ha respondido con cierta tristeza que tiene un sueño y porque le hizo la promesa a un amigo cercano. Kardia se ha puesto de pie sonriendo, le ha contestado que le parece muy bien lo que dice… pero él desea poder utilizar todo su poder muy pronto. Pero antes de eso, desea sentir el dolor y el mayor calor posible, estar en una batalla, luchando como un caballero…

Templo submarino:

El cuerpo de Kardia ha perdido todo su calor, sólo su corazón continúa emitiendo un ligero fuego que está a punto de apagarse… Cumplió con todo lo que se había propuesto y se encuentra feliz. Le ha deseado suerte a Dégel porque todavía puede llegar a tener esa forma de vida que tanto desea… que viva y siga adelante por sus sueños. Ahora es el momento de despedirse para él… Kardia ha levantado su cabeza por una última vez con una sonrisa dibujada en su rostro. Le ha encargado el resto a su amigo mientras que su corazón ha latido por última vez, consumiendo su vida y dejándolo sólo a mitad del enorme salón.

Personajes

Técnicas

Fuente

'Blog de Saint Seiya: The Lost Canvas 107

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar