Fandom

Saint Seiya

The Lost Canvas - Capítulo 117 "Monstruo"

4.280páginas en
el wiki
Crear una página
Discusión0 Compartir


"Monstruo" (化物, Monstā) es el capítulo número 117 de The Lost Canvas, ubicado en el Volumen 14 de la obra, puesto a la venta el 8 de junio de 2009.

Sinopsis

¡Abrumadora intimidación frente al barco de la esperanza!

Con gran confianza, Behemoth se ha burlado de los caballeros frente a ella. Después de todo, la tarea que le encomendó su señor Aiacos será un juego de niños. Las aterradas caras de los caballeros de bronce le han servido de estimulo y ahora que ha entrado en el campo de batalla, destruirá todo a su paso tal cual se lo encomendaron.

Dando un fuerte paso hacia adelante, el suelo a su alrededor se ha quebrado dejando un considerable agujero lleno de grietas, un ligero temblor a sacudido toda el área y poco a poco la superficie se ha aflojado hasta crear un camino deforme lleno de piedras y tierra hasta el lugar donde se encontraban Yato y compañía. El poder de ese sujeto es descomunal, es como si fuera un verdadero monstruo contra el que no tienen la mínima posibilidad de ganar. Las esperanzas de proteger el barco han decaído pero como sus protectores, no se pueden dar el lujo de abandonarlo, sin importar la gran desventaja que se les presenta en ese momento.

Aún lejos de allí, Aiacos, posado en la proa del barco negro, ha podido ver desde los cielos con sus ojos de Juez, el gran espectáculo que su segundo al mando le está ofreciendo. No ha podido contener la risa y espera con ansias la siguiente demostración de poder y sobre todo, el inicio de combate contra esos patéticos caballeros de Athena…

Violate ha comenzado a avanzar hacia el barco. Sus tranquilos y controlados pasos reflejan la enorme confianza y superioridad que emanan de su cuerpo. Los soldados temerosos, le han abierto el camino sin atreverse a acercársele, aún conmocionados por la expulsión de poder de hace unos instantes que a la mayoría les causo breves heridas en el cuerpo. Ella a penas lo ha mirado, pero les ha dicho sin emoción que los sujetos más encantadores son aquellos con rostros temerosos y sombríos. Pero hay algo que le gusta de sujetos como ellos… ¡y eso su incapacidad por proteger las cosas! Tomando un pequeño impulso, se ha colocado justo delante del enorme barco pero antes de poder siquiera tocarlo, los cuatro caballeros de bronce protectores (Lobo, Oso, Hydra, León Menor) se le han arrojado encima, gritándoles y sujetándola con fuerza, sellando aparentemente todos sus movimientos. Ahora es el momento de demostrar por qué son los guardianes del barco de la esperanza y por qué Athena los eligió para que lo reparasen. Los esfuerzos invertidos no serán en vano… ¡y no permitirán que ese espectro toque siquiera uno de sus clavos! Los cuatro guerreros la han sujetado con fuerza y al parecer ha surtido efecto. Ahora que se encuentra inmovilizada tienen que pensar rápidamente en una manera de derrotarla antes de dañe el barco y los recuerdos que en él habitan de antiguas generaciones de caballeros. Pero Behemoth no ha hecho nada más que sonreír, en ningún momento fueron rivales para ella y ahora que se encuentra un poco más animada, aprovechará para liquidar una gran cantidad de recuerdos, destruyéndolos a todos de paso.

Ha sido demasiado sencillo. Con tan sólo un movimiento de su brazo derecho, ha creado una ráfaga de poder que ha derrotado a sus cuatro contrincantes en un abrir y cerrar de ojos. Los pobres han caído a su alrededor con las armaduras llenas de grietas, con algo de sangre y un sinfín de heridas por todo el cuerpo. Ni siquiera fue un combate para Behemoth, fue algo menos que una distracción… Lobo, inmóvil, la ha visto acercarse al barco y le ha gritado que por favor se detenga, pero es demasiado tarde para ello ya que ahora el espectro se encuentra frente al barco listo para destruirlo. Las esperanzas de todos se han perdido y sabiendo esto, Violate ha levantado su brazo para atacar pero justo en ese momento una persona ha salido de la nada y le ha detenido el movimiento atrapando su muñeca. Regulus ha reaparecido y le ha pedido que se detenga porque ese barco que ve, aún no puede ser destruido. Tras sonreírle, ella le ha preguntado si se refiere a esa “chatarra”, a lo que el joven León le ha respondido con furia que ese barco no es sólo un recuerdo de sus antecesores, porque ahora, ¡los pensamientos de todos ellos viven en él!

Personajes

Objetos

Lugares

Fuente

Blog de Saint Seiya: The Lost Canvas 117

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar