FANDOM



"Infierno" (冥界, Mekai) es el capítulo número 25 de The Lost Canvas, ubicado en el Volumen 4 de la obra, puesto a la venta el 6 de julio de 2007.

Sinopsis

Entre el tercer valle de la sexta prisión y la fosa de la séptima prisión existe una gran cascada de sangre… En los tiempos de la mitología, esta sangre era absorbida por un gran árbol, Mokurenji (el Sauce del infierno) Después de derrotar al espectro Fyodor de Mandrágora, Tenma, Yato y Yuzuriha recorren a toda velocidad el puente de las almas para llegar al infierno. Su misión es encontrar el sauce del Infierno ya que lo espectros no conocen la muerte y el maestro de Jamir les dijo que en ese lugar podrían encontrar una manera de detener sus resurrecciones. El camino en el que están, es aquel que utilizan las fuerzas de Hades para circular libremente por el infierno, y siguiéndolo podrán llegar rápidamente a su destino. Tenma está preocupado pensado sobre las tropas de Minos que se fueron hacia el Santuario, sabe que tienen que darse prisa, pero le gustaría más estar al lado de Sasha protegiéndola en esos momentos. La pulsera de flores que lleva consigo, continúa deshojándose y el tiempo que le queda con vida se reduce, por ese motivo el trío decide acelerar el paso. Después de haber sido derrotado por Alone, lo único que lo mantiene con vida es la pulsera de flores confeccionada por Sasha. Él sabe que si no regresa a la superficie antes que la pulsera se que sin pétalos, morirá, pero antes tiene que encontrar el sauce del Infierno para cumplir con la misión que les han asignado. Yuzuriha les comentando que la misión que les encargó su maestro es la de llegar hasta el árbol sagrado para recoger sus frutos porque de esa manera tendrán una posibilidad de evitar que los espectros revivan sellándoles la inmortalidad. Por fin, el trio logra encontrar una salida al final del interminable túnel que recorrían y se dirigen a toda velocidad hacia la salida, subiendo las escaleras salen a la superficie y penetran en las profundidades del infierno para ser recibidos por el gigantesco monstruo montruo dispuesto a liquidarlos.

Un enorme perro de tres cabezas aúlla y ruge con furor. Tenma y Yato se sorprenden de sobremanera, lo cual aprovecha el can para atacarlos. Cerbero, el perro guardián del Infierno que con sus tres cabezas devora a los muertos que tiene en su camino, peligroso monstruo y mascota del rey Hades, de un pésimo humor se prepara para saltarles encima. El ataque es desordenado pero destructor, arrasando con todo lo que está a su paso Cerbero intenta aniquilar a los recién llegados con cada uno de sus tres hocicos. El trío esquiva con facilidad los constantes ataques del monstruo pero no encuentran momento para atacarlo de vuelta. Yato se arma de valor y le dice a sus compañeros que sigan sin él, que no puede dejar que peleen contra él sin armaduras, que él se ocuparé de todo. Con gran temple, Unicornio se lanza contra su rival y utiliza su técnica, Unicorn Gallop, para tumbar una de las cabezas, quedando a merced de otra. Con gran agilidad y destreza Yuzuriha salta y le clava dos puñales a la segunda cabeza salvando a Yato, pero la última cabeza la ataca y ella logra esquivarla a duras penas. Yato piensa que tres hocicos para una sola bestia es trampa y que la única manera de vencerlo es atacar a sus tres cabezas al mismo tiempo. Yato mira a Tenma resignado y de mala gana le pregunta si se podría encargar por esta vez mientras que él hará de señuelo. La jugada está planeada y ambos se preparan para el plan, Yato corre a toda velocidad perseguido por la enorme bestia hacia Tenma que arremete con todo y noquea a Cerbero con un potente Ryu Sei Ken noqueando las tres cabezas. El monstruo cae inconsciente a un lado, dejando el camino libre. El tiempo apremia y los tres amigos siguen hacia el frente sin mirar atrás.

Dejando el lugar de la pela, se adentran más en los territorios del reino de la muerte. Sonidos de lamento y lava hirviendo se dejan escuchar, el camino se vuelve áspero con vapor saliendo entre las grietas y los tres compañeros se detienen ante una gran fosa. Es un lugar siniestro donde los muertos se queman en las fosas con lava por toda la eternidad, es el lugar donde van las personas que cometieron robos y estafas durante sus vidas, es la séptima prisión. Yuzuriha y Yato miran a las victimas con pena, ellos han penetrado muy profundamente en el infierno y saben que están cerca de su meta. Tenma se encuentra sorprendido por todo lo que ve, piensa en Alone, en cómo les gustaban los colores vivos y los buenos sentimientos y ahora se bate contra su hermana para crear un mundo así. Pegaso baja la mirada y le promete a su viejo amigo que le va hacer abrir los ojos, así tenga que derrotarlo para conseguirlo.

Un cosmos gigantesco ha cubierto el lugar pero Tenma no se ha percatado, distraído en sus pensamientos mira hacia el frente decidido a salvar a Alone del reino de los muertos. Yato que si ha entendido la situación, yace petrificado a su lado, un legítimo temor lo invade y no sabe cómo hacer reaccionar a Pegaso que sigue con cara tonto y la mirada medio perdida. Yato y Yuzuriha toman posiciones de defensa mientras que su compañero voltea sorprendido. Fuera de sí, Yato le grita desesperadamente que deje de ser tan idiota y que despierte, porque su ´´amigo´´ acaba de llegar. Alone se materializa frente a ellos y con una gran majestuosidad se queda levitando encima de la fosa, su mirada es serena, se siente contento y satisfecho, una sonrisa se va dibujando en su boca y mirando fijamente hacia Tenma, le dice que ha venido a su encuentro.

Personajes

Técnicas

Lugares

Fuente

Blog de Saint Seiya: The Lost Canvas 25

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar