FANDOM



"Mokurenji" (木欒子, Mokugenji) es el capítulo número 30 de The Lost Canvas, ubicado en el Volumen 4 de la obra, puesto a la venta el 6 de julio de 2007.

Sinopsis

Infierno

El puño de Tenma de Pegaso ha penetrado el pecho de Asmita, la ilusión desaparece, la cascada de sangre está detrás de él, se crea una explosión y el sauce del infierno comienza a romperse. Tenma tiene al sauce del infierno frente a él y su puño ha quebrado la base provocando que el tronco comience a romperse en mil pedazos.

Tenma está totalmente sorprendido, no se explica como el árbol apareció frente a él, ni adonde pasó el caballero de Virgo. Una voz cercana le dice que aunque haya sido por un momento ha sobrepasado el estado del sexto sentido y lo ha logrado atacar, y ahora está obligado a reconocer lo bien fundado de su razonamiento. Pegaso aun con su puño enterrado en el árbol le pregunta a gritos si es que todo lo que ha pasado hasta el momento ha sido solo una ilusión. Asmita quien está flotando al costado del árbol le responde que hasta cierto punto todo fue una ilusión pero que actualmente Tenma tiene un cuerpo astral y se podría considerar que fue una realidad para él. Asmita le dice que el sauce del infierno también conocido con el nombre de Mokurenji, es el único ser vivo en el reino de los muertos. Este ha reaccionado y ha dado sus últimos frutos gracias al cosmos de Tenma, y son los frutos lo tanto quiere obtener el maestro de Jamir, ciento ocho frutos en total. Mokurenji no resiste más y explota, dejando pedazos de él por todas partes. Asmita se despide y le dice a Tenma que la próxima vez que se encuentren será en la superficie.

Yuzuriha y Yato vuelven en sí, este último se pregunta si se desmayo o algo, mirando hacia arriba ven como Mokurenji es destruido y el cuerpo de Pegaso salir disparado por la explosión. Yato logra atrapar a Tenma antes que se estrelle contra las rocas y le pregunta que por qué está en ese estado. Tenma semiinconsciente y sin energía lo mira a duras penas, le dice que recojan ciento ocho frutas de las que dio el árbol porque es lo que quiere el maestro, que el caballero de Virgo se lo dijo. Yuzuriha está un poco sorprendida al escuchar que un santo de oro estuvo allí, pero procede a recoger las frutas mientras Yato trata de atender a Tenma. Los frutos de Mokurenji son pequeños, del tamaño de unas uvas y las logran recolectar rápidamente. Tenma está en muy mal estado, les dice que es la primera vez de su vida que se siente a la vez tan perdido como enervado, le dice a Yato que le gustaría mucho regresar a la superficie. Yuzuriha nota que sólo le queda un pétalo al brazalete, tienen que darte prisa, al Pegaso no le queda mucho tiempo. Yuzuriha ve a Mokurenji terminar de caer y dice que definitivamente no entiende nada de lo que ha pasado, Yato ayuda a Tenma a ponerse en pie y le dice que lo cargará hasta el fin del mundo, que es un tonto pero lo salvará, Tenma sin poder levantar la cabeza le da las gracias con un hilo de voz.

Templo de Athena

Sasha se encuentra frente a la estatua, cansada, lleva un día entero expandiendo su poder para mantener el campo de energía estable para evitar que lo espectros muertos por Albafica regresen a la vida. La energía producida ha creado una cúpula alrededor de todo el santuario y evita que el cosmos de Hades penetre y llegue a los enemigos caídos. Asmita llega y se arrodilla frente a ella mostrándole sus respetos, Sasha le pregunta si se han aclarado todas sus dudas. Virgo que sigue arrodillado agacha la cabeza y le pide disculpas por sus innombrables e irrespetuosos desatinos al mantenerse al margen. Athena le dice que no debe preocuparse, que sabe muy bien que su ceguera le permite resentir las cosas a su alrededor más que ninguno, lo que hace que se pierda un poco y lo pone en duda. Asmita asiente y le dice que él no ve la miseria del mundo pero que gracias a sus otros sentidos puede sentir el mundo constantemente desbordado por la confusión y el dolor, y se cuestiona sobre qué sentido tiene ese tipo de existencia en el mundo. Athena cierra los ojos y le pregunta si conoció a Tenma en el otro mundo, que al haber estado allá, debió haber recobrado la vista, que qué piensa sobre él. Asmita le cuenta que Tenma le pareció un muchacho apasionado, emocional y estúpido pero un joven muy humano. Sasha sonríe pero un momento después pierde el equilibrio y se apoya en su báculo sagrado, Asmita la ve sorprendido y piensa que para mantener el tremendo campo de fuerza ella está drenando todas sus fuerzas vitales a una velocidad preocupante; levantando la cabeza le dice que él, Asmita de Virgo ha venido a pedirle algo…

Casa de Libra

Asmita pasa caminando al costado de Dokho y le dice comenta que por fin regreso a su templo, este lo mira sorprendido ya que no había sentido su presencia. Le pregunta al recién llegado que hace cuanto que Salió de la casa de Virgo, que donde estaba. Asmita le contesta que fue a hacerle una visita a Athena, nada muy importante… La mirada de Dokho se llena de seriedad, él aun no confía del todo en el caballero dorado de Virgo. Asmita se detiene un momento justo cuando estaba a punto de salir de la séptima casa y le dice a su guardián que su alumno Pegaso es un poco tosco pero un muchacho muy valiente. La seriedad de Dokho desaparece para dar paso a una sorpresa absoluta, le pregunta que cómo conoce a Tenma, que a dónde se dirige, que quien demonios es él. El visitante voltea y le dice que es el Asmita de Virgo, ni más ni menos, y que se va donde todos los caballeros van, donde sus destinos les dirán donde morir. Dokho se queda parado viendo a Virgo irse y se queda pensando en sus palabras.

Infierno

El trío corre a toda velocidad por el camino secreto que utilizan los espectros para desplazarse por el inframundo, Yato siempre ayudando a Tenma. Están a punto de llegar al lugar de partida en el puente de las almas donde podrán regresar a Jamir. Yato le dice a Tenma que están a punto de lograrlo, que una vez de regreso podrá ir a ver a Sasha. El trío sale del infierno para llegar al puente de las almas, pero un gigantesco espectro lo espera y les dice que no podrán salir del allí tan fácilmente. Stand del coleóptero mortal de la estrella celeste de la fealdad, con sus 3 metros de alto este espectro con una armadura similar a la de un escarabajo ha llegado frente a ellos después de ir a ver qué paso en las cercanías de la cascada de sangre. Stand los ataca sin hacer más preguntas, con su enorme pie, intenta pisarlos con si fueran insectos. Yato le entrega a Yuzuriha el cuerpo inconsciente de Tenma y le dice que se vayan lo antes posible y sin perder el tiempo, ella lo mira sorprendida sin saber que decir. Yato lleno de confianza se pone en posición de batalla y le promete a Tenma que regresará al Santuario pase lo que pase.

Personajes

Objetos

Lugares

Fuente

Blog de The Lost Canvas

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar