FANDOM



"¡No más!" (効かん!!, Kikan!!) es el capítulo número 39 de The Lost Canvas, ubicado en el Volumen 5 de la obra, puesto a la venta 7 de septiembre de 2007.

Sinopsis

Kagaho de Bennu se detiene no muy lejos de su rival, levanta su puño cubierto en llamas y sonríe, está tranquilo, disfrutando del momento, como un predador que comienza a acorralar a su víctima. Le pide al toro dorado que no lo haga reír con sus historias de devolverlo por el buen camino, que no es nada más que un pobre idiota. Algunas llamas negras terminan de dispersarse cerca al cuerpo de Aldebarán, sus brazos están quemados y mantiene su cabeza agacha. Kagaho de Benuu le dice que con sus brazos en ese estado ya no podrá emplear su postura nuevamente, se burla de él que decía ser el caballero de oro más veloz y finalmente no tenía nada de extraordinario.

Aldebarán levanta la cabeza y le regala una gran sonrisa mostrando todos sus dientes, su confianza no ha disminuido y con un tono divertido le dice su enemigo que tiene que reconocer que es bastante hábil, y admite que su velocidad es muy superior a la suya, pero que ya no va a seguir subestimando a los espectros como lo estaba haciendo; poniendo sus manos en la cintura cierra sus ojos y se ríe. Aldebarán retoma un poco la seriedad y le señala que sus golpes no tienen ningún efecto sobre él, que esos golpes que le lanzó no tienen nada de poder, son simplemente veloces y bastante violentos pero que no se le puede temer a un adversario cuyos golpes no hacen nada. Kagaho envuelve su puño con llamas negras nuevamente y le contesta que al parecer haberle quemado los brazos no fue suficiente y lanza nuevamente a toda carga hacia el cuerpo enorme del caballero de oro. Un sinfín de golpes atacan, la velocidad es espectacular, los golpes parecen llamas y golpean a Aldebarán por todo el cuerpo, en la cara, el pecho, el abdomen y los brazos. Kagaho descarga toda su furia pero nota que por más que ataque el cosmos de su rival no disminuye en lo más mínimo. Aldebarán reacciona y apoyando con fuerza un pie en el duro piso le dice a al enemigo que ya se lo había dicho, que sus golpes no tienen efecto sobre él y lo ataca extendiendo el brazo pero Kagaho logra esquivar el ataque con las justas moviéndose a toda velocidad hacia el costado. La cara de Tauro tiene cuantiosas quemaduras esparcidas en la cara, pero su poder no ha disminuido a pesar de todo, le dice a Kagaho que hace un rato dijo que él elegía a quien matar y a quien proteger, y que la única persona que tenía un verdadero interés ante sus ojos era Hades, pero no puede ver nada más en sus palabras que lo duplicidad, pero que no es a los demás a quien engaña sino a él mismo. Kagaho se irrita, adopta una posición hostil y un gruñido sale de su boca. La capa blanca de Aldebarán termina de quemarse y este la hace a un lado, mirando a su rival le explica que él mata a todo el mundo sin distinción, incluyéndolo a aquellos a quien que quiere proteger, destruye todo, no dejando más que un ser solitario, él mismo. Kagaho le dice que se calle y lo mira con cierto odio, bajando los brazos, cierra sus puños con fuerza sin saber que más responder. Aldebarán continua diciéndole que para él, el enemigo es despreciable, y que o tiene a nadie a quien proteger, que su puño no tiene poder, ¡porque no tiene razón de ser!

Kagaho explota en furia, se abalanza contra el toro dorado y le grita que cierre la boca, su puño es esquivado y se estrella contra unas rocas, Aldebarán voltea a toda velocidad y le aplica un tremendo golpe en la espalda y lo estrella contra una gran formación rocosa que estaba al lado. Kagaho reaccionó como un niño y se dejó llevar por las palabras de su rival, estampado contra las rocas se voltea furioso y las llamas envuelven sus brazos. Su técnica se dispara, le dice a Aldebarán que se encargará de cerrarle la boca para siempre; El fuego comienza a concentrarse detrás del caballero de oro, el ataque ha sido sorpresivo, su cuerpo empieza a perder su movilidad y las llamas empiezan a invadir su cuerpo. Crucify Ankh es una técnica que aprisiona al oponente y lo crucifica en una enorme cruz hecha en llamas negras, el rival pierde todo movimiento al contacto con el fuego y muere después de un momento, quemado y sin poder escapar. Aldebarán siente como ha perdido casi todo el control de su cuerpo, la enorme cruz se ha formado en su espalda y sus brazos se han extendido, impotente ve como su cuerpo comienza a arder. Kagaho le explica que es imposible liberarse de ese ataque y que en esa posición no podrá escapar si le lanza un Corona Blast, que está muerto.

Dohko de Libra está muy cerca del lugar, a lo lejos ve una luz, fuego que sube hacia el cielo; está sumamente preocupado, siente que el cosmos de su amigo a comenzado a disminuir, deteniéndose de golpe ve la escena que tanto temía, Aldebarán de Tauro crucificado por unas enormes llamas negras, con la cabeza agacha y los brazos extendidos.

Personajes

Técnicas

Fuente

Blog de Saint Seiya: The Lost Canvas 39

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar