FANDOM



"Tentación" (誘惑, Yūwaku) es el capítulo número 57 de The Lost Canvas, ubicado en el Volumen 7 de la obra, puesto a la venta el 8 de febrero de 2008.

Sinopsis

Tenma sonríe, se encuentra muy feliz de ver a los niños del orfanato con vida, no estaba seguro de lo que les había pasado pero creía que todos estaban muertos. Sus lágrimas no dejan de brotar, su corazón está conmovido. Abrazando con fuerza a la pequeña niña se deja llevar mientras piensa que lo que está pasando es un milagro porque estaba casi seguro que Alone los habían asesinado. Un fuerte dolor en su cuello lo hace reaccionar, la sangre comienza a correr después del desgarro. La niña le ha mordido el cuello con fuerza produciéndole una herida. Tenma la separa y al verle el rostro se queda impresionado y se aleja de ella asustado. Los niños han cambiado, su piel esta cuarteada en estado de descomposición, sus ropas viejas y rotas, gastadas por el tiempo. La niña agacha la cabeza arrepentida por lo que hizo pero les comenta que la sangre de Tenma es muy cálida a diferencia de la suya, y eso es porque él está vivo pero de una forma diferente a la de ellos. Los tres niños comienzan a acercársele, este está sentado apoyado contra un árbol, inmóvil por el asombro. El niño de la derecha le dice que están muy felices de que siga con vida pero que les causa envidia. Sus trazos comienzan a cambiar otra vez, ahora sus aspectos son maléficos, de sus bocas se pueden apreciar dientes filudos dispuestos atacar. Tenma se pone en pie y da un paso hacia atrás con mucho cuidado pero en ese momento los infantes se le lanzan encima.

Al otro lado del bosque:

Yuzuriha ha sido sorprendida, el pantano se ha puesto a temblar y el fango ha salido disparado en el aire como si fueran brazos para atacarla. Ella con mucha habilidad salta y haciendo una pirueta en el aire lo esquiva y cae perfectamente frente a él. Para su asombro, una voz grave se deja escuchar en todo el lugar y cuando voltea sólo logra ver el fango moviéndose por todo el lugar. La voz le dice que todo lo que haga será inútil y procede a presentarse como el Pantano. Este le dice que sus ataques no tienen efecto sobro él porque ese sitio es el símbolo de la muerte, es el lugar donde se mezcla lo más repugnante y nunca estará dentro del entendimiento de los seres vivos. El fango se ha levantado formando una gigantesca figura de varios metros de alto, ese es: el Pantano. Yuzuriha lo observa sin sorprenderse y trata de averiguar qué tipo de espectro podría estar detrás de todo eso o es que acaso ese lugar está maldito o manipulado por otro tipo de fuerza, en todo caso la gran figura de fango le causa repugnancia y piensa que sólo un horripilante monstruo como él, podría vivir en un lugar como ese. El Pantano la felicita y le comenta que es una mujer fuerte… pero él no surgió para pelear, si no para darle lo que más ansía en lo profundo de su corazón. El fango en la base del pantano se separa y de allí sale un hombre con la piel en estado de descomposición, rubio, delgado, un ex combatiente tal vez, muerto hace mucho tiempo. El joven se pone en pie y comienza a avanzar hacia Yuzuriha y mirándola a la cara la llama: hermana…

El Pantano le informa que ese es el privilegio que se les otorga a los que entran a ese bosque y que ahora podrá disfrutar de la compañía de su hermano menor por toda la eternidad. Ella mira al joven, sorprendida, está como congelada por la impresión, sus ojos se llenan de lágrimas pero lucha por no llorar para guardar sus ideas claras. No lo puede creer, sabe que es imposible. Piensa que puede tratarse de una ilusión pero sabe que no lo es, sin comprender lo que pasa, deja que el joven se le acerque. Este la mira y se disculpa con ella, le dice que por su culpa tiene que cargar con todo eso sobre sus hombros. Acercándose hasta colocarse frente a ella, observa el dibujo que tiene en su brazo –a la altura de su hombro derecho- y le dice que a pesar de tener una piel tan hermosa, decidió hacerse un tatuaje... Ella por reflejo se toca el hombro y mira al joven, a punto de llorar, su corazón se quiere romper y ella trata de resistir. El joven le toca el tatuaje con la yema de los dedos y le dice con una voz suplicante que, aunque no está en posición de decir esas palabras, la verdad es que quiere regresar… regresar a Jamir junto a ella. El joven comienza a llorar y el corazón de Yuzuriha no logra resistir más y las lágrimas comienzan a caerle también, mirando con tristeza y angustia a su hermano menor lo llama por su nombre: Tokusa. El Pantano ha observado la escena con satisfacción, se ríe y comenta que ese sujeto a pesar de estar muerto, aún desea liberarse y vivir aunque eso sea algo imposible. Y extendiendo el poder de su fango, envuelve al joven hasta apoderarse de él para luego sumergirlo nuevamente en las profundidades su sus aguas mortíferas. Ella ha corrido con todas sus fuerzas con los brazos extendidos para evitar que se lo lleven pero sus esfuerzos han sido inútiles. El Pantano le informa con mucha seriedad que si quiere salvar a su pequeño hermano existe un método que puede utilizar…

Del Pantano ha salido el cuerpo inconsciente de Yato, el pobre está siendo manipulado por el fango hasta ponerlo en una posición en la que Yuzuriha casi lo puede tocar. Ella cae de rodillas y abre la boca para gritar pero ningún sonido le sale, al mismo tiempo extiende su brazo izquierdo para intentar tocarlo pero no puede. El Pantano le dice que si mata a ese sujeto su vida se trasladará a la de su hermano. Ella lo escucha incrédula, su cara se llena de sufrimiento y su cuerpo se rehúsa a moverse. El Pantano se burla de ella, le pregunta si acaso no desea estar con su hermano y que no debería dudarlo tanto. Ella se pone en pie y recuerda cómo murió su hermano Tokusa, hace tiempo en las tierras de Jamir, bajo un vasto cielo, en ese cruel peñasco… y a pesar de eso aun quiere regresar… Su mirada cambia repentinamente, la tristeza es opacada por un sentimiento de seguridad y gritando le dice al Pantano que es por esa razón que deben ¡ponerle fin a esa guerra santa!

El ataque ha comenzado, Yuzuriha se ha sacado parte de su atuendo. La enorme estola ha cubierto a la enorme figura de fango al igual que a Yato y su hermano que ha reaparecido. La calidez en el ambiente empieza a crecer rápidamente, el cosmos se incrementa y una brillante luz inunda el lugar. EL cuerpo del Pantano se está secando al igual que todo el fango a su alrededor. Esa es la verdadera función de la estalo, con la ayuda de lo poco de psicoquinesia que Yuzuriha utiliza puede moverse libremente, y al ella incrementar e incendiar su cosmos la tela es capaz de producir calor y viento. El Pantano la maldice y le dice que ni siquiera por su verdadero hermano fue capaz de hacerlo… ¡que ni por él fue capaz de renunciar a pelear! El fango termina de secarse y poco a poco se desmorona hasta quedar hecho pequeños trozos que se convierten en polvo. Ella lo mira por última vez y le pregunta si cree que su manera de actuar es por frialdad. El Pantano termina de destruirse son sin antes gritarle que lamentará lo que acaba de hacer. Yuzuriha se gurda la estola alrededor del cuello y se aleja caminando del lugar pensando que tal vez tenga razón pero su elección fue hacia algo más importante y que actuó así por prepotencia, sino que lo hace por los guerreros de Jamir, por su hermano y por ella y por eso se mantendrá firme en esa decisión porque lo que ellos protegen es lo mismo que ella protege. Por Jamir… por la Tierra, cargará con todo ese pesar sobre sus hombros. Por Athena. Y continuará hasta el final al lado de Tenma y Yato.

Personajes

Imágenes de debuts por orden de aparición

Fuente

Blog de Saint Seiya: The Lost Canvas 57

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar