Fandom

Saint Seiya

The Lost Canvas - Capítulo 62 "Luz fatua"

4.273páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir


"Luz fatua" (鬼火, onibi) es el capítulo número 51 de The Lost Canvas, ubicado en el Volumen 8 de la obra, puesto a la venta el 8 de abril de 2008.

Sinopsis

Verónica de Nasu se ha reincorporado más fuerte que nunca y esta vez, protegida por su sapuris. Les cuenta que ese bosque está repleto del sello de la muerte y ahora se los mostrará… ¡su verdadero poder! Manigoldo y el trío se han quedado perplejos antes su resurrección y la observan, algunos con curiosidad otros con temor. Ella se eleva por los aires y expande su formidable cosmos por todo el lugar para activar su más peligrosa técnica: Burial Fort. Está técnica fusiona el poder de Verónica con el bosque, haciendo que este cobre vida y ataque a sus enemigos que no tendrán lugar donde escapar y terminarán muriendo en ese terreno de muerte.

Ante el asombro de todos los presentes, el bosque ha comenzado a descomponerse, los árboles al igual que las rocas y el piso se deshacen como si alguien los derritiera, pero aún conservan una parte de su forma original. Verónica les dice que la vida comienza cuando las cosas entran en el proceso de putrefacción y regresan a la tierra, y ese, es el último nivel de calma y tranquilidad. Su cosmos se sigue extendiendo y el bosque sigue descomponiéndose, sólo que está vez, la masa creada por todas las cosas del bosque comienza a acercarse hacia los caballeros para atacarlos y destruirlos. Manigoldo se burla del espectro, le contesta que sólo está diciendo tonterías y que no cree en la muerte de las misma forma que ella, cambiando de tono, voltea y llama a Unicornio y le comenta que él regreso a la vida después de irse al infierno, así que eso significa que debe ser inmortal, siendo así… lo probará contra esa maldita señora. El pobre Yato se había acercado al llamado del caballero dorado y este lo ha tomado del pescuezo y lo ha lanzado con todas sus fuerzas hacia Verónica, Tenma y Yuzuriha miran hacia Manigoldo, asustados. Unicornio vuela por los aires sin haber tenido la oportunidad de negarse a hacerlo, molesto por la situación, maldice al espectro y le dice que ya se cansó de todo eso. Dando una pirueta en el aire la ataca con su técnica Unicorn Gallop lanzándole tremenda patada en el costado. Manigoldo sonríe con malicia y les dice que no esperaba algo así, Tenma detrás de él también se sonríe por el ataque de Yato. Lamentablemente, el ataque no ha surtido efecto, la patada ha penetrado dentro del cuerpo de Verónica, como si esta también estuviera en estado de descomposición, ella le ha agarrado la pierna y le ha dicho que es una pena pero ella es inmortal y espera que esta vez lo hayan entendido. Yato trata de liberarse como sea al ver que su armadura ha comenzado a descomponerse también, sus amigos han dado un paso hacia adelante para socorrerlo pero Cáncer les ha bloqueado el paso con sus brazos extendidos. Al final, Verónica ha expulsado su poder haciendo que Unicornio salga disparado hacia donde estaban sus compañeros que también caen por la onda de choque. El bosque prácticamente ha desaparecido y se ha convertido en una gigantesca masa deforme, todos los árboles, rocas, tierra, etcétera… se han descompuesto y ahora rodean a los caballeros para absorberlos y para que formen parte del bosque para siempre. Manigoldo es el único que se no se ha movido, poniendo sus brazos en la cintura contempla al espectro con simpatía, le dice que ya entendió que es inmortal… y mirando hacia el trío, les recomienda que no vayan a podrirse hasta que él regrese…

Sekishiki Meikaiha es activado y tanto Manigoldo como el alma de Verónica han desaparecido, del mismo modo, el bosque se ha detenido, la gran masa deforme se ha congelado sin el gran cosmos del espectro que la manipulaba. EL cuerpo de Verónica se ha quedado en la misma posición en la que estaba, sólo que sin alma. Yato piensa que Cáncer lo consiguió, Tenma sorprendido se da cuenta que él también ha desaparecido… Yuzuriha les comenta que tal vez fue gracias a las ondas infernales que utilizó. La confusión comienza a reinar entre ellos, Yato incrédulo arquea los hombros y le pregunta si se refiere a la misma técnica que usó el maestro para enviarlos al Inframundo. Ella asiente y les cuenta que Manigoldo es una persona que posee la habilidad de trasladar su propio cuerpo y es muy probable que esos dos estén en el Puente de las Almas, en otras palabras, en la entrada del infierno, cerca de la colina de Yomotsu donde se dirigen todos los muertos.

Puente de las almas:

Los oponentes se encuentran frente a frente, cerca de allí las almas de las personas que acaban de morir forman una fila que termina mucho más lejos en Yomotsu, la entrada al ´´otro mundo´´. Verónica finge sorpresa, divertida le dice que no esperaba que un caballero la escoltara hasta ese lugar y que aunque no entiende la razón por la que la trajo hasta allí… debería saber que ese lugar es para ellos los espectros, como estar en el patio de su casa y es una pena que se haya tomado la molestia de venir también porque este será su fin. El cosmos de Manigoldo se ha incrementado, en el aire se forman pequeñas burbujas que llenan todo el lugar, este le responde de una manera suelta que es una idiota y que espera que ya haya terminado de hablar. Verónica lo mira curiosa pero segura, nota las esferas en el aire y le dice que será inútil, que no podrá derrotarla con ellas. De repente las burbujas comienzan a romperse al chocar contra el cuerpo del espectro, una tras otra y por cada una que se rompe una llama de color azul emerge. Las llamas se expanden y cubre su cuerpo hasta que se comienza a quemar. Ella mira su cuerpo asustada y trata de apagarlas pero es inútil. A algunos metros de distancia, Manigoldo observa complacido la escena frente a él, le informa que esas llamas son el Ignis Fatuus que continuará ardiendo alimentándose de las almas. Sekishiki Kisouen es activada y esta es la técnica especial de Cáncer que consiste en crear poderosas llamas azules conocidas también con el nombre de Ignis Fatuus, que envuelven el cuerpo de su enemigo; esas llamas jamás se apagarán porque utilizan las almas como combustible y estando en el puente de las almas siempre tendrán como arder a su máximo. La batalla está ganada, Manigoldo le dice que sin importar que sea inmortal o no tenga un cuerpo, a ese lugar sólo son enviadas las almas… es una lástima, tal vez ese sea el patio de su casa pero para él, ese un lugar para jugar. El cuerpo de Verónica arde por el poder de las llamas, sus gritos se pierden en el espacio, su cuerpo o más bien dicho su alma, está siendo consumida poco a poco tras una terrible tortura. Más y más almas llegan por todas partes y se introducen a la hoguera haciendo que el fuego tome más fuerza. Manigoldo está encantado y le pide que desaparezca para él, dándose la vuelta la deja sola para que termine de consumirse no sin antes recalcarle que como se lo dijo antes: ellos no son compatibles.

Personajes

Técnicas

Fuente

Blog de Saint Seiya: The Lost Canvas 62

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar