Fandom

Saint Seiya

The Lost Canvas - Capítulo 78 "Amapola del mundo de los sueños"

4.273páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir


"Amapola del mundo de los sueños" (夢界の芥子, Mukai no keshi) es el capítulo número 78 de The Lost Canvas, ubicado en el Volumen 9 de la obra, puesto a la venta 6 de julio de 2008.

Sinopsis

Morphia:

Las amapolas del Mukai han cubierto el cuerpo de Tenma, sus fuerzas han comenzado a disminuir al igual que su cosmos, la impotencia se incrementa con cada intento en vano de ponerse en pie mientras las esperanzas de obtener la victoria casi han desaparecido. Las flores continúan aumentado rápidamente, su cabeza le da vueltas, sus ojos se le cierran y poco a poco las emociones lo van abandonando, dejando al guerrero sin un ideal a seguir. No logra entender que son esas flores… con mucha dificultad y esfuerzo se logra poner en pie, sus piernas tambalean mientras la realidad se comienza a apagar…

Con mucha frialdad en la mirada, Morpheus le indica a su pobre víctima que lo que tiene encima son las flores de Amapola que florecen en el Mukai y éstas despojan al oponente de los sentimientos con cada flor que florece, en otras palabras mientras más sentimientos tenga la persona, más flores aparecerán hasta dejar tan sólo un somnoliento cascarón vacío. Y cuando ya no quede nada de él, lo encerrará de nuevo en un sueño eterno en las profundidades de Morphia, sólo que, esta vez será incapaz de sentir alegría ni felicidad, será un sueño muerto. El dios voltea para mirarlo detenidamente, una sonrisa se le ha dibujado en el rostro, la satisfacción que siente al aniquilar el alma de Pegaso es enorme y verlo perder las esperanzas… aún más. Tenma le grita que se calle porque pase lo que pase, ¡¡no caerá en su sueño por segunda ocasión!! Haciendo un terrible esfuerzo, intenta elevar su poder pero su cosmos no se enciende, su corazón ha dejado de arder… Más y más flores llenan su cuerpo, la ira que sentía hasta hace un momento ha desaparecido dejando un incómodo vacío. Morpheus le da la espalda y le pregunta si ahora siente ansiedad… porque sin importar la cantidad de emociones que pueda sentir en ese momento, todas y cada una de ellas irán desapareciendo. Su temor, la impaciencia e incluso su pesar, la tristeza, su dolor, el amor y su sentido del deber. Todo se perderá y con ellos, la vida que lleva en él.

La mente de Tenma ha dejado de funcionar, por más que lo intenta, ya no es capaz de sentir nada, sus sentimientos y sus fuerzas lo han abandonado, la muerte no cambiaría en nada la situación, porque su alma ha perdido la batalla. EL cansancio lo sumerge. El enemigo se retira… y aún así, su corazón ya no arde, ya no puede hacer nada… cerrando sus ojos siente que ya nada más importa. Agachando su cabeza ha cerrado los ojos esperando el final, por primera vez ha decidido rendirse al no poder luchar más… Una voz dentro de su cabeza lo llama y le pregunta si lo que está diciendo es cierto. A su costado siente el cosmos de una persona proviniendo de una de los sueños de Morphia. Una imagen invade su mente y su corazón, una imagen de un pasado distante, la imagen del santo de Pegaso con una sublime armadura protegiendo a Athena de Hades, una imagen que fue grabada en su alma, un recordatorio de su misión y por la cual no debe morir aún. La imagen de Alone se forma en su mente, su amigo vestido por una impresionante armadura oscura le sonríe, como si lo estuviera llamando. Tenma lo reconoce y una luz de esperanza comienza a formarse en su interior.

Alarmado por la cantidad de amapolas que siguen acumulándose alrededor del humano, Morpheus ha regresado asombrado, todas ellas siguen floreciendo… y se pregunta cuantas emociones pueden estar guardadas en el interior de ese hombre… Los pétalos no tiene color, no contienen ninguna emoción… eso significa que las flores provienen de él… EL cosmos de Pegaso ha comenzado a elevarse de una manera brutal, unas enormes alas blancas han surgido en su espalda y una gigantesca aura de un caballo con alas lo acompaña detrás de él. La escena es impresionante, el poder de Tenma no ha dejado de incrementarse y un resplandor de luz ha cubierto su cuerpo envolviéndolo. Su poder es inalcanzable a pesar de seguir inconsciente, por un momento su alma ha mostrado todo se resplandor y su armadura de Pegaso ha cambiado por completo convirtiéndose en un nueva y resplandeciente armadura, una protección con aires de divinidad, un ropaje sagrado que sólo los dioses deberían poder utilizar… Las amapolas han sido destruidas con facilidad, como si nunca hubieran existido. Tenma despliega las enormes alas de su nueva armadura sin estar totalmente consciente, como si una parte de su mente siguiera dormida. La mirada de Mopheus se ha modificado drásticamente, por primera vez la duda lo ha invadido mientras observa la nueva y magnifica armadura de su adversario. Las precauciones que habían tenido hasta ese momento comienzan a cobrar sentido, al parecer, el señor Hypnos temía a la existencia de Pegaso. Tenma ha levantado los brazos listo para atacar, esa es la fuerza que existió en los tiempos mitológicos para proteger a la gente de la Tierra y a la diosa Athena… ¡La voluntad que levantó los puños contra los mismos dioses…! Ese es: ¡¡¡El caballero de Pegaso!!!

Este será el ataque final, Morpheus explota en ira y eleva su cosmos mostrando todo su poder, el dios guardián de Morphia no está dispuesto a perder contra un humano. Yendo hacia el frente, le grita a Pegaso que ¡pondrá a prueba su verdadero poder! La duda se ha incrementado en el interior de Morpheus, no sólo la armadura cambió sino el poder de ese sujeto también, ¿será acaso la voluntad de Pegaso la que le permitió reincorporarse en ese Reino de los Sueños?

Tenma no ha podido contenerse por más tiempo, su poder ha salido disparado con una violencia impresionante, su ataque ha sido tan rápido que la mayoría de los meteoros han parecido ser rayos de luz. Morpheus ha recibido todo el ataque sin poder hacer nada para evitarlo, impotente se pregunta si acaso ese el poder de un humano… si acaso ese es el verdadero poder de Pegaso… Su armadura del Mukai ha sido reducida a escombros, su cuerpo inmortal ha quedado deshecho por dentro, a duras penas logra voltear una vez más para mirarlo, su ojos no reflejan nada más que el terror. Cayendo al piso derrotado lo logra comprender… ese es el instinto que fue grabado en el alma de Pegaso…

Personajes

Técnicas

Fuente

Blog de Saint Seiya: The Lost Canvas 78

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar