FANDOM



"Unidos hacia la victoria" (勝利への結束, Shōri e no kessoku) es el capítulo número 86 de The Lost Canvas, ubicado en el Volumen 10 de la obra, puesto a la venta 8 de agosto de 2008.

Sinopsis

Athena consigue liberar a Sisyphus del sueño. En otro lado, la batalla contra el poder incomparable de Oneiros los ha llevado de vuelta al mundo real. Las heridas en el cuerpo de El Cid debilitan la fuerza de su espada y trata de separar las cuatro almas de los dioses pero…

¡El Dios aún está vivo! El indomable filo de El Cid cortó el alma de los cuatro dioses ¿habrá algo más que pueda hacer?

EL cuerpo de Oneiros se ha divido en cuatro partes debido al tremendo ataque de Capricornio, pero este acaba de gastar lo último de sus fuerzas y cae de rodillas, rendido. Tenma se encuentra frustrado, no puede creer que aún no lo hayan conseguido. El cuerpo de ese sujeto se dividió en cuatro, pero no sólo eso, también las cuatro almas se han separado y cada una se encuentra en una de las cuatro partes del cuerpo mutilado. Oneiros se dirige a él con las parte de su cuerpo que conserva la cabeza y le comenta que es una lástima porque a pesar de su pequeña proeza no ha podido hacerle daño. Dentro de poco, su cuerpo se unirá de nuevo y será como si nada hubiera sucedido. El poder de los guerreros está llegando a su fin, El Cid ha perdido demasiada sangre, su cosmos ha estado compensando su pérdida haciendo que su espada diera su máximo en cada combate pero su filo ha terminado por oxidarse… El dios se burla del caballero dorado que no logra reaccionar, este acto enoja de sobremanera a Pegaso, quien una vez más no ha logrado controlarse y se lanza a atacar a su enemigo sin pensar en las consecuencias. Su puño en el aire, le recuerda que ese hombre del que se mofa, es aquel quien logró partir su cuerpo en pedazos… ¡Y el que debería preocuparse es él!! Pegasus Ryu Sei Ken no ha surtido ningún efecto al igual que los intentos anteriores. El dios lo ha sujetado por el puño y expulsando parte de su gran poder lo ha hecho retroceder. La caída ha sido dura, Tenma se ha estrellado contra el piso destrozando todo a su paso, pero –lleno de heridas- se vuelto a poner en pie. No lo puede permitir, El Cid arriesgó su vida para construir esa oportunidad… ¡y no la piensa desperdiciar! ¡¡Ya no dejará que nadie más muera!!

Pegaso ha comenzado a incrementar su cosmos, una potente aura lo ha envuelto. Su objetivo está trazado, sólo hay un camino a seguir y dejará la vida para atravesarlo, para vencer… ¡porque el alma de ese maldito será suya! Onerios lo mira con indiferencia, le pregunta si acaso cree que en ese estado le podrá ganar, porque si lo cree es un tonto y ¡¡que ya no lo haga reír!! De su cuerpo mutilado, se ha desprendido un rayo de luz hacia Pegaso. La poderosa energía ha llegado sin avisar con la intención de aniquilar, pero en el último segundo, dos figuras han protegido a su amigo del ataque colocándose frente a él. Yato y Yuzuriha han aparecido en el momento preciso para rescatar a Tenma a pesar de que este se encontraba listo también para luchar. Es la fuerza de la amistad que los obligó a ponerse en frente… La terrible energía no ha cesado, los recién llegados estiran sus brazos para contener el ataque pero este es muy poderoso. Yato le grita a Tenma que no puede creer que se meta en problemas tan fácilmente, que ya no pueden apartar la vista de él ni por un momento porque en seguida se desmorona, ¡a ver si ya aprende de una buena vez! Yuzuriha le comenta que es a causa de ese monstruo que las ruinas de la ciudad fueron arrasadas a lo que su compañero se lo confirma. Tenma les cuenta que ese sujeto fue cortado en pedazos por El Cid y gracias a eso ya no es capaz de utilizar su máximo poder, pero tienen sólo una oportunidad para derrotarlo antes de que se regenere. Sus amigos asienten elevando sus cosmos al máximo. El aura de la Grulla y del Unicornio han aparecido en el cielo, sus poderes combinados han logrado repeler el ataque del dios y arropados por sus constelaciones protectoras, se han lanzado contra él para derrotarlo. Oneiros ha sido sorprendido por ambos, pero en el último instante ha expulsado su poder el cual ha sido suficiente para derrotarlos. Estrepitosamente, ambos guerreros han caído en el suelo rocoso, inmóviles y heridos.

De mala gana, Oneiros les ha dicho que eso sólo fue una advertencia y que más les vale no volver a interferir. Tenma ha cerrado su puño lleno de rencor, sus amigos lo observan angustiados desde el piso. El espíritu de combate aún no lo ha abandonado y hasta que su vida se extinga, seguirá luchando, porque como ya se lo dijo antes: ¡su alma será suya! Lamentablemente el cuerpo de Oneiros ha comenzado a repararse poco a poco y casi nos les queda tiempo para derrotarlo porque cuando su regeneración concluya, su poder será restablecido y los destruirá en un abrir y cerrar de ojos. Desde lo alto en el cielo, flotando a varios metros por encima de ellos, les dice también que son unos pobres humanos obstinados que dentro de unos momentos serán aniquilados por su Guardians Oracle. No muy lejos de allí, ¡El Cid se ha puesto de pie!

Casa de Sagitario:

Un fuerte cosmos ha irrumpido en la novena casa del zodiaco. Hakurei lo ha sentido y se pregunta si Athena ya habrá regresado del Mukai… porque eso significaría que su plan salió a la perfección y Sagitario estaría de regresó. El maestro penetra en la demora y un poco más adelante se encuentra con Athena y con Sisyphus tal como lo había pensado. Satisfecho con el éxito de la misión, le dice a Sasha que se alegra mucho de que se encuentre bien al igual que le comenta a Sisyphus que es bueno tenerlo de regreso. Este último se arrodilla frente a ambos en señal de respeto y se lamenta por todos los problemas que les pudo haber causado. Gracias a Athena, se ha puesto al corriente de la situación actual y sabe que los dioses del Sueño se han extendido sobre la Tierra y que El Cid y Pegaso se encuentran en un predicamento. Ahora, su misión es la de derribar a Oneiros juntos a las otras tres almas contenidas en su cuerpo para terminar con la batalla y salvar a sus compañeros. Intrigado, Hakurei le pregunta si está hablando de la información que les envió acerca de su investigación sobre los cuatro dioses… y le pregunta si es que tiene algún plan en mente. Sagitario asiente y le contesta que la respuesta es ¡El Cid! ¡La respuesta está en ese hombre! Además que necesita pedirle prestado, una vez más, su poder a Athena… Sasha lo mira decidida y le contesta que si es por la victoria de sus caballeros, ella hará cualquier cosa. Sisyphus se pone en pie y sin titubear les dice que entonces… tienen que ir ¡¡Por esa victoria!!

¡Athena participa en la Guerra! ¿Cuál es el plan para atacar al dios del sueño?

Personajes

Técnicas

Fuente

Blog de Saint Seiya: The Lost Canvas 86

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar